El Internet de las cosas en la vida cotidiana

Probablemente hayas escuchado el término "Internet de las cosas (Internet of things o IoT en inglés)" de un amigo o compañero, leído en un artículo o visto en un anuncio. La definición de IoT es amplia y cubre mucha información. En pocas palabras, IoT se refiere a la red de objetos conectados que pueden recopilar e intercambiar datos utilizando sensores integrados. Los dispositivos de IoT están conectados a Internet a través de redes de propósito específico como SigFox o LORA  o bien mediante las mismas  redes y tecnologías que utilizan los teléfonos móviles.

Si estás leyendo este post desde tu teléfono o portátil,  lo más probable es que actualmente estés usando software de internet de las cosas. Si has conducido o cogido el transporte público hoy,  lo más probable es que hayas confiado en la tecnología de IoT.

En este post, veremos algunos ejemplos de cómo se usa el internet de las cosas en la vida cotidiana e igual te sorprenderás de lo mucho que ya estás conectado sin que te dés cuenta.

Internet de las cosas en salud

Con la introducción de aplicaciones de IoT en el sector de la salud, la atención al paciente se vuelve más accesible para todos. Los dispositivos habilitados para IoT han hecho posible la monitorización remota, lo que permite a los médicos dar una atención médica personalizada.

También ha facilitado la participación del paciente al hacer que las interacciones con los médicos sean mucho más eficientes y convenientes. Además, ha tenido un impacto en los costes al minimizar el tiempo en el hospital y evitar reingresos.

Los beneficios de IoT en salud incluyen:

  • Telesalud y monitorización remota de pacientes;
  • Registros de salud electrónicos;
  • IoT impulsa la atención médica preventiva;
  • Reducción de errores y desperdicios;
  • Mejores resultados del tratamiento.

Smart Retail

El potencial de IoT en la industria de comercio es enorme.  Los comercios pueden estar conectados con los clientes para mejorar la experiencia en la tienda en vivo y también mantenerse conectados incluso fuera de la tienda. La interacción a través de teléfonos inteligentes puede ayudar a dar un mejor servicio a los consumidores.

El IoT en el sector comercial está utilizado para mejorar el diseño de una tienda, por ejemplo. Basado en rastrear las rutas de los consumidores durante su visita en una tienda, se puede tomar decisiones de negocio, como por ejemplo, donde colocar productos premium en áreas de alto tráfico.

Los beneficios de IoT en el comercio incluyen:

  • Mejor servicio al cliente;
  • Pago automatizado;
  • Gestión mejorada de la cadena de suministro;
  • Optimización de la colocación de productos;
  • Reducir el fraude.

Coches conectados al IoT

Con tecnología inteligente, empresas como Tesla y Ford trabajan para mejorar la experiencia en el sector del automóvil.

Sus coches ya están equipados con acceso a Internet. Pueden compartir ese acceso con otros, como conectarse a una red en una oficina o en el hogar. Más automóviles están comenzando a venir equipados con esta función, así que prepárate para ver más aplicaciones incluidas en futuros vehículos.

La unificación de aprendizaje automático y el Internet de las cosas ayuda en numerosos aspectos de los sistemas de transporte, como la gestión y logística de flotas, el estacionamiento y el tráfico inteligente.

Las ventajas de IoT en transporte son: 

  • Navegación avanzada;
  • Seguridad del conductor y del pasajero;
  • Impacto medioambiental;

IoT en las ciudades

El IoT está en todas partes hoy en día, desde aplicaciones industriales hasta servicios de emergencia, transporte público, seguridad pública, e iluminación de la ciudad. Gracias a los avances tecnológicos, las ciudades  están cada vez más conectadas con el reto de mejorar la eficiencia de las instalaciones de infraestructura, aumentar la confiabilidad y capacidad de respuesta de los servicios de emergencia, reducir costos y más.

Con conexiones y datos adecuados, Internet de las cosas puede resolver los problemas de atascos y minimizar el ruido y la contaminación.

Ejemplos de internet de las cosas en ciudades

  • Estacionamiento inteligente;
  • Transporte público;
  • Alumbrado público;
  • Gestión de residuos
  • Seguridad Pública.

Domótica en casa

Quizás el lugar donde nos afecta más el internet de las cosas está muy cerca: en casa. El uso de IoT y sistemas inteligentes en el hogar ya es mucho y cada año va creciendo. Si te paras un segundo en lo pienses, es muy probable que ya vives en una casa inteligente. 

Algunos ejemplos de IoT en el hogar son: 

  • Control de calefacción y climatización
  • Conectar y desconectar alarmas de seguridad
  • Abrir y cerrar ventanas o puertas
  • Encender y apagar todas las luces de la vivienda
  • Sistema contra incendios, inundaciones y gas
  • Riego del jardín

Como podéis ver en estos ejemplos de IoT, el futuro de esta tecnología es brillante. Y con la transformación digital evolucionando cada día, surgen nuevas ideas sobre la mejor manera de utilizar estos dispositivos y la tecnología detrás Con los avances, será interesante ver cómo irá creciendo nuestra dependencia del Internet de las cosas.