¿Qué carrera estudiar?: 6 claves para acertar en tu decisión

Elegir un Grado universitario no es una decisión que se recomiende tomar a la ligera, puesto que es algo que puede llegar a influir mucho en la futura vida profesional de una persona: qué puestos de trabajo podrá llevar a cabo, en qué sectores podrá desarrollarlos, a qué rango salarial podrá aspirar, etc. 

Por esta razón, hemos querido preparar este artículo con algunos consejos que esperemos te resulten útiles a la hora de elegir (y acertar) qué carrera estudiar.

Cómo elegir bien qué estudiar

Según el informe Datos y cifras del sistema universitario español. Publicación 2019-2020 elaborado por el Ministerio de Universidades, las tasas globales de abandono entre los alumnos de nuevo ingreso en Grado del curso 2013-2014 fue del 34 %, mientras que el 12 % de estos estudiantes optó por un cambio de titulación.  

Tras estas cifras, se encuentran causas muy diversas: no poder hacer frente económicamente a las tasas universitarias, desilusión porque el contenido del temario no cumplió con las expectativas, carencias en las instalaciones de la universidad, falta de orientación académica…

Para que nada de esto te pase o te pille por sorpresa, hemos recopilado las 6 claves que debes tener en cuenta si no quieres fallar en tu decisión de qué carrera o grado estudiar: 

1. Ten en cuenta tus intereses y valora tus fortalezas

A la hora de elegir qué Grado cursar, ten presentes tus aficiones e intereses, aquello a lo que te gustaría dedicarte profesionalmente. De esta manera, disfrutarás a la vez que estudias y guardarás muy buen recuerdo de tu paso por la universidad. 

Sin embargo, es importante que valores también tus destrezas y debilidades, puesto que una cosa puede apasionarte, pero esto no quiere decir que se te dé bien y quizás te cueste un poco alcanzar tus metas. Si aun así es lo que verdaderamente quieres, ¡no te rindas!    

2. La información es poder

Muchos estudiantes deciden la titulación que van a estudiar totalmente a ciegas, careciendo de suficiente información. Se decantan por un Grado u otro en base a ideas preconcebidas o erróneas, desconociendo por completo el plan de estudios, las salidas profesionales a las que van a poder optar, cómo está enfocada la enseñanza en cada universidad, etc. 

Si quieres atinar, recaba todos los datos posibles sobre las carreras que más llamen tu atención y las universidades que las ofertan. La información es la base de cualquier toma de decisión y cuanta más se tenga, mejor y más sencillo te resultará valorar cuál se adecúa a tu futuro profesional ideal. 

3. Encuentra tu motivación

Muchas personas que se meten a estudiar un Grado y acaban abandonándolo reconocen que veían el hecho de ir a la universidad como una obligación ya antes de empezar. Por tanto, no es extraño que algunos cesaran sus estudios universitarios a la mínima que se encontraron con alguna dificultad. 

Si no te entusiasma la idea o no encuentras ninguna motivación para cursar una carrera, no pasa nada. Existen otras alternativas (vivir una temporada en el extranjero, estudiar un Ciclo Formativo de Grado Superior, emprender un negocio, hacer un voluntariado…) e, incluso, puedes acceder más tarde a la universidad si pasado un tiempo cambias de opinión.  

4. Consulta con otras personas

No está de más preguntar a personas que ya hayan estudiado esa titulación que llama tu atención y que, actualmente, estén desarrollando su carrera profesional gracias a ella. Nadie podrá contarte mejor cómo es la experiencia, tanto dentro como fuera de la universidad. 

Escucha, déjate asesorar, no te dejes influir por comentarios negativos si estos hacen referencia a casos aislados o puntuales. Recuerda que la última palabra la tienes tú. Esto último es aplicable también a consultas que puedas hacer a familiares, conocidos, orientadores escolares, etc. 

5. Cuidado con las carreras de moda 

Prácticamente todos los años se crean Grados con la intención de formar a profesionales que den respuesta a las nuevas necesidades del mercado laboral. Si bien estas carreras universitarias son una opción como otra cualquiera, ten en cuenta tus gustos y habilidades si finalmente te decantas por una de ellas. No bases tu elección simplemente porque estén en boga. 

6. Visita universidades y ferias educativas 

Hacer una visita a los campus de las diferentes universidades te puede ayudar a descubrir su oferta educativa e, incluso, conocer las infraestructuras y tecnologías con las que cuentan, su metodología, las empresas con las que tienen convenios de prácticas, etc. 

Otra opción es acudir a ferias educativas y acercarte a los stands que montan las universidades y los centros de negocios para informarte en primera persona de todo. 

 

Acertar con la elección de un Grado o titulación cuando no se tiene una idea muy clara de lo que se quiere estudiar es un proceso que requiere tiempo, esfuerzo y ganas. Planifícate, infórmate bien, párate a pensar y valora todas las opciones posibles.  

Descubre nuestros Grados Universitarios