¿Qué estás buscando?

Ej: Grado en medicina, admisiones, becas...

Admisiones:
Valencia: +34 961043883
Canarias: +34 922097091
Escuela Universitaria Real Madrid: +34 911128850
Estudiantes:
Arquitectura y Diseño
10 dic 2021

Construcción sostenible: ¿qué es?

Editado el 05 Abr. 2022

La construcción de un edificio es algo que tiene un gran impacto no solo en la economía de una sociedad, sino también en el bienestar de las personas que la conforman y el medioambiente. Y lo mismo pasa con su uso, rehabilitación y demolición.

Esto se debe a muchos de los factores que entran en juego en el ciclo de vida de un edificio: la elección y ocupación de un terreno, el consumo de recursos naturales y energía, la creación de materiales y su transporte, la emisión de contaminantes, la gestión de residuos, etc.

Esta circunstancia, junto a la creciente preocupación social por la conservación ambiental y el desarrollo sostenible, han contribuido a un cambio de mentalidad en el mundo de la Arquitectura en los últimos años. Hasta el punto de llegar a producirse un replanteamiento en el modo de diseñar, construir y utilizar los edificios, sustituyendo las prácticas habituales por otras más ecológicas. Un ejemplo de esto lo encontramos en lo que, hoy en día, se conoce como construcción sostenible.

Construcción sostenible: definición

Una construcción sostenible es aquella que se caracteriza por:

  • Ser respetuosa con el entorno y estar adaptada a sus condiciones.
  • Ahorrar recursos mediante la utilización de materiales de bajo impacto ambiental y social a lo largo de su ciclo de vida.
  • Ahorrar consumo energético gracias a la puesta en práctica de estrategias de bioconstrucción, así como el uso de energías renovables y la eficiencia energética.
  • Garantizar el bienestar de sus usuarios, ser un lugar seguro y cómodo para ellos.

Los principios de construcción sostenible

  1. La construcción de un edificio sostenible comienza con la elección de un lugar adecuado, atendiendo a los ecosistemas locales y el uso de energía que supondrá su obra, uso y mantenimiento. No obstante, también se puede valorar la posibilidad de reutilizar o rehabilitar un edificio ya hecho; o bien, construir en un terreno abandonado o uno que ya ha sido desarrollado previamente.
  2. Las construcciones sostenibles están pensadas para reducir el consumo de energía, mejorar el rendimiento energético y maximizar el uso de energías renovables.
  3. Los edificios sostenibles buscan reducir el impacto ambiental y económico que implica bombear, transportar y tratar las aguas, tanto potable como residual.
  4. Una construcción sostenible se basa en la reutilización y el reciclaje de materiales a lo largo de su ciclo de vida, desde su diseño hasta el momento del derribamiento. De ese modo, se intenta minimizar el agotamiento de los recursos y la contaminación, mejorar la gestión de residuos y reducir los costes de eliminación.
  5. Este tipo de edificios se preocupa por mejorar la calidad ambiental interior, de tal manera que sea confortable y saludable para los usuarios. Es, por ello, que suele apostarse por maximizar la iluminación natural, tener una ventilación y unos niveles de humedad adecuados, mejorar el rendimiento térmico y acústico o evitar el uso de materiales tratados con productos químicos tóxicos o cuyos procesos de producción supongan un consumo energético elevado, entre otros aspectos.
  6. La optimización de las prácticas operativas y de mantenimiento durante el diseño y obra de una construcción sostenible contribuirá a prevenir futuras incidencias, reducir los gastos de energía y recursos derivados de las reparaciones que se pudieran necesitar hacer, y conseguir un edificio de mayor calidad y duradero en el tiempo.

Certificaciones de edificios sostenibles

En la actualidad, existen diferentes sistemas y herramientas que ayudan a analizar, evaluar y determinar cómo de sostenible es un edificio o si este es ambientalmente responsable.

Entre las certificaciones sostenibles más destacadas a nivel internacional, se encuentran:

Leadership in Energy & Environmental Design (LEED)

Evalúa el diseño, la construcción, la operación y el mantenimiento de un edificio conforme a 8 criterios: ubicación y transporte, emplazamiento sostenible, ahorro de agua, eficiencia energética y emisiones a la atmósfera, materiales y recursos naturales, calidad del aire interior, innovación en el diseño y prioridad regional.

Dependiendo del número de puntos conseguidos, existen 4 niveles de clasificación: Certificado, Plata, Oro y Platino.

Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology (BREEAM)

Valora el impacto que tienen las fases de diseño, construcción y uso de un edificio en base a 10 categorías: gestión, mejora en términos de salud y bienestar, eficiencia energética, transporte, ahorro de agua, materiales, gestión de residuos, uso ecológico del suelo, contaminación e innovación.

La puntuación de este certificado de sostenibilidad ambiental pasa por los siguientes 5 niveles: aprobado, bueno, muy bueno, excelente y excepcional.

VERDE

Esta certificación de edificios sostenibles ha sido ideada por la asociación Green Building Council España (GBCe). En su evaluación tiene presentes los siguientes 7 aspectos: diseño de la construcción, integración social, energía y atmósfera, calidad del ambiente interior, emplazamiento, recursos naturales e innovación.

Según la puntuación obtenido, la clasificación comprende del 1 al 5.

WELL Building Standard

A diferencia de las 3 certificaciones sostenibles anteriores que se focalizan en el cumplimiento de unos requisitos ecológicos y de eficiencia energética, este se centra en garantizar el bienestar físico y social de los usuarios. Para ello, se organiza en 7 categorías: aire, agua, nutrición, luz, ejercicio, confort y mente.

En la Universidad Europea no queremos que te quedes atrás en materias como la construcción sostenible o los certificados de sostenibilidad para edificios. Por esta razón, no queremos que pases por alto algunas de nuestras titulaciones especializadas como, por ejemplo, son: