Nuestra página no está optimizada para Internet Explorer.

Por favor, usa otro navegador. Gracias.

Ejemplos de Responsabilidad Social Corporativa

Las empresas no solo proporcionan servicios y bienes de consumo, a través de sus acciones pueden ejercer un impacto considerable en la sociedad y el entorno donde operan. Si actúan desde la Responsabilidad Social Corporativa, pueden crear un ecosistema beneficioso para la comunidad en el que generen empleo y colaboren con los negocios locales mientras minimizan su impacto medioambiental usando los recursos naturales de manera sostenible.

¿Qué es la Responsabilidad Social Corporativa?

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) es una manera de dirigir las empresas teniendo en cuenta el impacto de su actividad en las personas, comunidad, sociedad y el medio ambiente. La RSC garantiza que el crecimiento económico beneficie a todas las partes involucradas, desde los proveedores, empleados y clientes hasta los accionistas y la comunidad donde opera, mientras minimiza su impacto medioambiental.

Las ventajas de contar con un plan de Responsabilidad Social Corporativa

En un mundo cada vez más preocupado por el cuidado del medio ambiente y las prácticas económicas justas, poner en marcha acciones de Responsabilidad Social Corporativa beneficiará a las empresas mejorando su imagen corporativa y la reputación de la marca.

La Responsabilidad Social Corporativa también se asocia a empresas con un mejor clima laboral que facilitan la conciliación de sus trabajadores, lo cual contribuye a la captación y retención del talento ya que las nuevas generaciones prefieren trabajar en organizaciones comprometidas social y ambientalmente. También mejora la satisfacción y el compromiso de los trabajadores con la empresa, lo cual influye positivamente en la productividad y competitividad.

Una buena política de Responsabilidad Social Corporativa aumenta además el índice de fidelización de consumidores y clientes ya que estos prefieren priorizar a aquellas organizaciones que valoran a sus empleados, desarrollan proyectos sociales y se preocupan por el medio ambiente.

Si la empresa aplica medidas de eficiencia energética, reciclado y otras iniciativas para reducir el uso de recursos naturales, la Responsabilidad Social Corporativa incluso puede representar un ahorro a medio y largo plazo. Estos negocios pueden aprovechar ciertos beneficios fiscales y ofrecer un valor añadido que atraiga a inversores.

Responsabilidad Social Corporativa: Ejemplos prácticos

Google

¿Sabías que los centros de datos utilizan 200 teravatios por hora, aproximadamente el 1 % del consumo mundial de electricidad? Google posee una de las redes de centros de datos más grandes del planeta, por lo que ha tomado medidas para proteger el medio ambiente y reducir su consumo. Diseña los servidores desde cero para que duren más, recicla los componentes antiguos y vende los servidores antiguos para que puedan seguir utilizándose.

Como resultado, Google se ha convertido en uno de los mejores ejemplos de Responsabilidad Social Corporativa recientes. El gigante tecnológico ha aumentado el número de unidades remanufacturadas y sus centros de datos consumen un 50 % menos de energía. Además, se ha comprometido a invertir más de mil millones de dólares en proyectos de energía renovable y ayuda a las empresas a reducir su impacto ambiental mediante servicios como Gmail.

TOMS

TOMS es un excelente ejemplo de las acciones de Responsabilidad Social Corporativa. La marca se hizo famosa por proporcionar un par de zapatos gratis a las personas que los necesitaban por cada par de zapatos vendido. Como resultado, ha donado más de 100 millones de pares de zapatos. Tras un informe que señaló el colapso de las empresas locales de fabricación de calzado por la dependencia de los zapatos de TOMS, la marca reevaluó su estrategia. 

En vez de centrarse en los zapatos gratis, ahora dona un tercio de sus ganancias a diferentes campañas y se ha asociado con organizaciones de base sin ánimo de lucro para impulsar proyectos de salud mental, aumentar el acceso a las oportunidades y poner fin a la violencia armada en los países en vías de desarrollo.

LEGO

La legendaria marca de juguetes también es un ejemplo de Responsabilidad Social Corporativa. En los años 2013 y 2014 redujo en un 14% el tamaño de sus cajas, lo que supuso el ahorro de aproximadamente 7.000 toneladas de cartón. En 2018, introdujo 150 piezas hechas de caña de azúcar de origen sostenible, rompiendo con el plástico a base de petróleo que solía usar.

LEGO también quiere eliminar todos los envases de plástico de un solo uso de sus materiales para 2025 y en 2030 planea utilizar materiales ecológicos para producir todos sus productos. Además, elige a socios y proveedores que compartan sus principios comerciales responsables y realizan auditorías periódicas para garantizar que los empleados tengan buenas condiciones de trabajo.

 

Si te interesa todo lo relacionado con la Responsabilidad Social Corporativa en las empresas y la gestión de los Recursos Humanos, puedes formarte con nuestros programas: