Nuestra página no está optimizada para Internet Explorer.

Por favor, usa otro navegador. Gracias.

El desarrollo socioafectivo en la Educación Infantil

Si queremos niños que sean capaces de vivir en armonía con los demás, niños empáticos y seguros de sí mismos, que cooperen con sus coetáneos para resolver conflictos y que sepan gestionar sus emociones, la Educación Infantil debe enfocarse en el desarrollo socioafectivo. Estimular la educación emocional y las competencias comunicativas no solo contribuye a un desarrollo más armónico, sino que también les proporciona las herramientas que necesitan para integrarse de manera adecuada en la sociedad.

¿Qué es el desarrollo socioafectivo?

El desarrollo socioafectivo en la Educación Infantil es el fomento de las habilidades que permiten al niño crecer como persona y ser social. Por una parte, consiste en enseñar a los niños a reconocer y gestionar sus emociones para que puedan expresarlas de manera asertiva. Por otra parte, se trabaja la empatía a las necesidades de los demás, las competencias sociales para que puedan relacionarse con otros niños y adultos de manera satisfactoria y las estrategias de resolución de conflictos intrapersonales.

Para ello, se tienen en cuenta las diferentes características y etapas del desarrollo socioafectivo en la infancia. Los bebés, por ejemplo, tienen un repertorio afectivo muy limitado a ojos de un adulto, de manera que experimentan emociones básicas como la aflicción y la satisfacción, expresándolas fundamentalmente a través del llanto y el contacto físico.

No obstante, a medida que van creciendo su repertorio emocional se enriquece y comienzan a experimentar estados afectivos más complejos, como la ira, la vergüenza, la culpa o el orgullo. A partir del segundo ciclo de Infantil y con la ayuda del lenguaje, los niños empiezan a comprender y utilizar las normas que regulan la expresión emocional, van superando la etapa del egocentrismo, lo cual les ayuda a regular sus estados afectivos y relacionarse mejor con los demás.

La importancia del desarrollo socioafectivo para los niños

El desarrollo socioafectivo es esencial, tanto en el plano individual como social. Un niño con un desarrollo emocional adecuado se convertirá en una persona segura de sí misma que confía en sus habilidades, tendrá una autoestima sólida y desarrollará un nivel de autocontrol y una capacidad de autoconocimiento que le ayudarán a lidiar con las dificultades y lograr sus objetivos en la vida.

Por otra parte, el desarrollo de las competencias sociales le facilitará las relaciones con sus coetáneos y los adultos. Un niño que aprende desde la base de la educación emocional podrá integrarse con mayor facilidad en los grupos, desarrollará habilidades comunicativas y de interacción que le permitirán defender sus derechos y puntos de vista respetando a los demás y será capaz de buscar acuerdos o pedir ayuda cuando lo necesite.

Todo ello se traduce en un mayor bienestar y una mayor integración social, lo cual les ayudará a sentirse realizados dentro y fuera del aula. 

¿Cómo fomentar el desarrollo socioafectivo en Educación Infantil?

Las emociones y los sentimientos están presentes en el aula en todo momento y no solo influyen en el aprendizaje infantil sino también en la relación entre los alumnos y en la formación de su identidad. Por eso, cada acción que se realiza con los niños es una oportunidad para fomentar sus habilidades socioemocionales.

En los primeros años de vida, el juego es una de las actividades para el desarrollo socioafectivo más importantes porque fomenta la socialización y la expresión emocional de manera lúdica. Los cuentos y las representaciones con marionetas también son actividades ideales para estimular el desarrollo de habilidades sociales básicas como la cooperación, la resolución de problemas, la expresión emocional o la tolerancia a las diferencias.

No obstante, el desarrollo socioafectivo también se puede fomentar a través de las rutinas diarias del niño con el resto de sus compañeros de clase y en el hogar. De hecho, la colaboración familiar es fundamental para crear un entorno coherente que brinde a los niños las herramientas básicas que necesitan para ser y convivir en el mundo actual.

Si te interesa todo lo relacionado con el desarrollo socioafectivo del niño, con nuestro Técnico Superior en Educación Infantil podrás profundizar en la formación de las habilidades sociales, la expresión y la comunicación infantil. Y si deseas compatibilizar los estudios con otras actividades, puedes optar por nuestro Técnico Superior en Educación Infantil Online.