Ejercicios de psicomotricidad para niños. La tela de araña. #QuédateEnCasa

Cuando hablamos de motricidad nos referimos al control que el ser humano puede ejercer sobre su cuerpo. 

El desarrollo de la motricidad comienza antes del parto. Los movimientos que realiza el feto son el comienzo del desarrollo de su motricidad. Después, desde el momento del nacimiento, el bebé pasa a realizar movimientos reflejos para más adelante adquirir habilidades motrices que serán más controladas.

Por tanto, cuando hablamos de habilidades motrices nos vamos a referir a la capacidad que tenemos las personas de coordinar los movimientos de las extremidades y las distintas partes del cuerpo con el fin de conseguir un objetivo.

Con esta serie de juegos que os proponemos, además de divertirnos con los más pequeños de la casa, trabajaremos la psicomotricidad infantil.

  • Con el primer ejercicio, destinado a los niños de menos edad, favorecemos la motricidad, la coordinación óculo-manual, la exploración, la atención y el interés. Metiendo sus juguetes favoritos en el cesto haremos que el niño tenga más interés en la actividad y permanezca más tiempo en ella.
  • El segundo ejercicio, enfocado para niños de más edad, supone todo un reto de agilidad en el que potenciaremos el equilibrio y la destreza.

Jugar con tus hijos puede aportarles, además de un tiempo de ocio, un aprendizaje motriz que será muy importante en su desarrollo.

#QuédateEnCasa

Centro Deportivo Madrid | Universidad Europea 

Descubre nuestras titulaciones en Deporte