El presente y el futuro del turismo virtual #JuntosVamosMásAllá

Gonzalo Mariscal, responsable de tecnologías para el aprendizaje del laboratorio XR de la Universidad Europea, reflexiona sobre la digitalización en el sector del turismo en la era #PostCOVID19.

En estas fechas complicadas en las que vivimos, debido a la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, hemos notado algunos datos llamativos. Por ejemplo, en la edición digital del Museo Británico se ha notado un incremento brutal en el número de visitas. Normalmente había una media de 2.000 visitas diarias y durante la última semana de marzo se han registrado 175.000, es decir, unas 75.000 visitas diarias. También hay datos interesantes en otros proyectos como en la galería Courtauldde Londres donde se ha detectado un incremento muy fuerte respecto a la segunda y tercera semana de marzo. En la tercera se incrementaron las visitas un 723% en su colección digital. En esta situación han surgido nuevas iniciativas, el Museo de van Gogh ha liberado muchas de sus colecciones en formato digital y ha subido vídeos en formato 360º, una tecnología similar a la que se utiliza en el Google Street View, que permite realizar visitas virtuales al museo.

Desde mi humilde opinión, considero que una visita virtual a un lugar o a un monumento nunca podrá sustituir las emociones, el sentimiento, el sonido o los olores. Ir al Parque Nacional de Timanfaya y ver cómo sale el humo a altas temperaturas del suelo o que los guías turísticos te cuenten anécdotas de sus alrededores son perfecciones que sólo te las va a dar el visitar físicamente un lugar, son pequeños detalles que consiguen transmitirte la historia que cada lugar tiene detrás. Por ello, una realidad virtual nunca será una realidad al 100% pero esta tecnología también te presenta muchísimas ventajas. Te permite viajar, visitar un lugar en la otra punta del mundo con tan solo hacer un clic, esto es posible gracias, por ejemplo, a las gafas Google Cardboard. Incluso sería un avance en el sector de la educación, estudiar arte o arquitectura y poder realizar estas visitas a monumentos sin desplazarte de casa.

Por todo ello, la realidad virtual se está haciendo cada vez más presente en el sector del turismo con la aparición de nuevas iniciativas tan interesantes como el proyecto Mona Lisa: Beyond the glass. Es una idea muy bonita que permite acercarte virtualmente a uno de los cuadros más famosos y visitados (tanto física como virtualmente) del mundo. En este acercamiento en 3D puedes conocer más acerca de la historia que rodea toda la obra y cada uno de sus trazos. Este proyecto se ha desarrollado gracias a la colaboración del Museo del Louvre y HTC VIVRE ARTS que es una empresa puntera ahora mismo en la realidad virtual.

Otra ventaja más es la creación de nuevos puestos de trabajo en este sector. El mundo de la digitalización, de conocer las tecnologías de realidad virtual y aumentada, combinado con el mundo de la historia y del arte, es una asociación que sin duda va a crear nuevos empleos que van a exigir una especialización en conocer ambos ámbitos y cómo combinarlos.

De esta forma se van a crear historias más interactivas que van a acercar el arte y la cultura a las personas, vamos a ser capaces de visitar desde cualquier rincón del mundo las salas de nuestros museos favoritos, o conocer anécdotas y detalles de maravillosos monumentos, y todo esto me parece increíble.

Descubre nuestras titulaciones en Turismo