Nuestra página no está optimizada para Internet Explorer.

Por favor, usa otro navegador. Gracias.

Un grupo de estudiantes de la Universidad Europea gana el tercer puesto en el desafío “ASTI Robotics Challenge”

El equipo, liderado por Nicolás Quílez, estudiante del Grado en Ingeniería en Sistemas Industriales, llega a la final de la V edición del desafío “ASTI Robotics Challenge”, una competición de robótica educativa a nivel nacional que se ha celebrado en Burgos.

Burgos ha sido este fin de semana el epicentro de la V edición del desafío “ASTI Robotics Challenge”, una competición de robótica educativa a nivel nacional donde 15 equipos finalistas pusieron a prueba los robots que han desarrollado. “Nuestra participación ha consistido en la resolución de unos desafíos a pequeña escala que tienen muchas similaridades con los desafíos a los que se enfrentan la robótica móvil en sectores como puede ser la logística, navegación y mapeado de zonas como pueden ser los almacenes de casi cualquier industria”, cuenta Nicolás Quílez, estudiante del Grado en Ingeniería en Sistemas Industriales de la Universidad Europea y el encargado de liderar la participación en el concurso. Junto a él, han formado el equipo otros seis estudiantes: Diego Vázquez, Patricia Colmenares, Luis Alfonso Ferrer, Ángel David Álvarez, Álvaro Fierro y María Sol Torres. 

Otra parte del desafío ha sido presentar el proyecto ante el jurado seleccionado “mencionando todo el desarrollo y esfuerzo depositado en el robot que a simple vista podría pasar desapercibido. La Universidad Europea nos ha dado una base de conocimientos básicos, así como la expectativa de que en las asignaturas es necesario también tener un conocimiento práctico mediante proyectos integradores que nos ayuden a `comprender´ el material dado”, explica el joven.

El grupo de la Universidad Europea ha quedado en tercera posición entre los ocho participantes de su categoría, algo “de lo que estar orgullosos, especialmente con la situación que vivimos de pandemia, donde algunos contamos con familiares que forman parte del grupo de riesgo”.

Con su robot, que consiste en una plataforma con ruedas omnidireccionales, estructura fabricada en mayor medida con perfiles de aluminio para ser ligero y resistente, y apoyándose también en materiales de impresión 3D como el PLA, Quílez y su grupo han llegado a la final de esta competición, lo que ha sido “una gran oportunidad para demostrar nuestra valía mediante la resolución de  desafíos relacionados con la robótica móvil y una motivación para expandir nuestros conocimientos y habilidades para resolverlos de maneras innovadoras”, termina diciendo el estudiante de ingeniería y apasionado de la robótica.

* En la fotografía se ve al equipo. Agachados (de derecha a izquierda): Diego Vázquez, Patricia Colmenares, Luis Alfonso Ferrer y Ángel David Álvarez. De pie (de derecha a izquierda): Álvaro Fierro, Nicolás Quílez y María Sol Torres. 

917407272 Whatsapp